13 de diciembre de 2016

Un Multiverso

Cuando podemos decidir entre ir a la derecha o a la izquierda,
cada opción es parte de un universo que ya existe,
con todas sus consecuencias.

Cuando algo puede pasar de más de una manera,
cada posibilidad es parte de un universo que ya existe,
con todas sus consecuencias.

El universo que percibimos es como un corte transversal,
de un universo con más dimensiones.

Dentro de este corte, están las opciones que nos trajeron hasta este momento.

En un corte vecino, están las opciones que pudieron haber sido.

Cuando estás en este corte, recuerdas las opciones que elegiste,
e imaginas opciones entre las que podrás elegir,
y te parece que hay un orden.

Pero esas opciones no están necesariamente en el mismo corte.
A veces recordamos opciones que elegimos en otros cortes.
A veces imaginamos opciones que están en otros cortes.

Navegamos entre los cortes,
entre distintas realidades,
distintos universos.

Y nuestro nadar crea corrientes,
que otros pueden sentir.

Muchos nadando juntos en la misma dirección,
pueden apoyarse, como en un cardumen.

Nuestra existencia puede atravesar muchas realidades,
aunque se nos haya enseñado a pensar que estamos en un único corte.

Como en un sueño,
donde todo te parece lo más natural,
aunque sea increible una vez que despiertas.

Así todo parece dentro de un corte
mientras estás en él.

Pero puedes reaprender, o recordar, cómo viajar entre los cortes.

Para poder saber qué ocurre con cada opción y elegir un futuro.

Para poder saber qué hubo en la estela de nuestro pasado.

Para poder intercambiar cosas de aquí y de allá.

Para poder nadar entre las realidades que queremos,
del mismo modo que un pez,
va por las aguas que le atraen.

Pero, por ahora,
es importante,
que trates de ver más allá de la red.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada